Sector Teleasistencia

La teleasistencia avanza poco a poco en América Latina

El envejecimiento de la población es, por lo tanto, el principal fenómeno demográfico que experimentarán muchos de estos países en los próximos años.


La teleasistencia no es ninguna novedad en América Latina. Ya hace cinco años de las primeras pruebas de teleasistencia domiciliaria (tal cómo conocemos y entendemos esta prestación en España) en algunos municipios de Santiago de Chile o en el estado de Panamá.

En 2014 se iniciaron los primeros contactos para acercar el modelo español del servicio de teleasistencia a Brasil, un país con una población mayor de 65 años que en 2020 será de 34 millones de personas.

El servicio de teleasistencia domiciliaria, tal y como lo conocemos en Europa, está desarrollándose en nuevos países de América Latina.

El último de los países en sumarse a esta tecnología ha sido Colombia con una prueba piloto de teleasistencia domiciliaria para Medellín. En este caso se han elegido personas mayores que además sean pacientes de enfermedades como diabetes o hipertensión, aunque la idea de este programa es que en el futuro se puedan incluir a pacientes oncológicos, con enfermedades respiratorias o en cuidados paliativos.

En este caso ya se quiere entrelazar la teleasistencia con la telemedicina, mejorando la prestación con servicios añadidos como la videoconferencia o la mhealth.

La realidad es que las aceleradas transformaciones demográficas experimentadas en estos países en las últimas décadas están produciendo que América Latina se encuentre en la antesala de un período en el que la población esté cada vez más envejecida.

Su población envejece más rápido de lo previsto y en los próximos 40 años el número de personas mayores representará casi un cuarto del total de los habitantes de la región.

El envejecimiento de la población es, por lo tanto, el principal fenómeno demográfico que experimentarán muchos de estos países en los próximos años.

No es una casualidad que Uruguay y Chile son los dos países más envejecidos de América Latina y los primeros en interesarse por la teleasistencia domiciliaria.


Ver Comentarios
Todavía no hay comentarios