Mayores

El necesario fomento del envejecimiento activo entre los usuarios de teleasistencia

Fomentar el envejecimiento activo y la autonomía personal del usuario entra dentro del papel proactivo del servicio de teleasistencia


La teleasistencia es una prestación esencial para nuestros mayores ya que les ayuda a mantener una vida activa, autónoma y en su entorno habitual. La teleasistencia es una herramienta de gran utilidad para promocionar la autonomía personal y el envejecimiento activo.

Muchas veces hemos hablado del envejecimiento activo pero sabemos qué es realmente el envejecimiento activo.

La OMS lo define como el proceso en que se optimizan las oportunidades de salud, participación y seguridad a fin de mejorar la calidad de vida de las personas a medida que envejecen. El envejecimiento activo permite que las personas realicen su potencial de bienestar físico, social y se centra en las personas mayores y en la importancia de dar una imagen pública positiva de este colectivo.

Es decir, que el envejecimiento activo quiere servir para mejorar la calidad de vida de las personas mayores favoreciendo sus oportunidades de desarrollo para una vida saludable, participativa y segura.

La teleasistencia es una herramienta clave del envejecimiento activo al permitir a nuestros mayores vivir con independencia y autonomía gracias a su tecnología y servicios.

Y por otra parte, las empresas prestadoras del servicio están apostando aún más por la mejora en la calidad de vida de sus usuarios con programas específicos que intentan aumentar la participación social de las personas usuarias en su comunidad, de manera que se conviertan en sujetos activos en su entorno.

Las principales áreas de trabajo se centran en la salud, la seguridad, el desarrollo personal, la tecnología o la economía doméstica.

Con este objetivo se organizan charlas y talleres sobre una gran variedad de temas cómo las condiciones sanitarias más frecuentes durante el envejecimiento y cómo afrontarlas, la prevención de caídas, medidas de protección personal tanto dentro como fuera de casa, cómo impulsar la autoestima, el uso de internet y las redes sociales o cómo leer las facturas.

Fomentar el envejecimiento activo y la autonomía personal del usuario entra dentro del papel proactivo que el servicio de teleasistencia ha adoptado desde hace unos años.


Ver Comentarios
Todavía no hay comentarios