Servicios de Teleasistencia

La problemática de la teleasistencia y las personas sordas

A esto se suma el problema de las personas mayores de usar dispositivos digitales si no están adaptados a sus necesidades.


La teleasistencia ha tenido un desarrollo exponencial en España desde 1999, año en el que se publica Normas generales del servicio de teleasistencia domiciliaria (Imserso y FEMP, 1999). En 2013 se alcanzó la cifra de más de 650.000 terminales de teleasistencia instalados y cerca de 800.000 usuarios en todo el territorio nacional según datos del Imserso.

También se puede apreciar la evolución positiva del índice de cobertura que aumenta de forma constante desde el 1,1% en el año 2000 hasta el 9,5% en el 2012.

Por otra parte los expertos hablan de que en la actualidad en España hay más de un millón de personas con alguna dificultad en su audición, de las que casi el 72% tienen más de 65 años, un porcentaje que se aproximará al 40% en los próximos años.

Por eso la teleasistencia debe adelantarse a las necesidades que este importante colectivo tiene en el presente y tendrá en el futuro. El concepto tradicional de terminal y colgante es una asignatura pendiente para las personas mayores sordas que evidencian la falta de accesibilidad a la teleasistencia con todas sus prestaciones actuales.

Es una realidad que una gran parte de los usuarios de teleasitencia está compuesta mayoritariamente por personas con sordera sobrevenida, con pérdidas de audición paulatinas a causa de la edad, o enfermedades tardías.

A esto se suma el problema de las personas mayores de usar dispositivos digitales si no están adaptados a sus necesidades.

Para intentar paliar esta problemática los principales operadores de teleasistencia en España cuentan con soluciones adaptadas para este colectivo como es el caso de CareChat. Una aplicación que funciona en cualquier terminal Android, teléfono o tablet diseñada por la empresa Tunstall para contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas con problemas de comunicación, con pérdidas auditivas o con dificultades para hablar.

El sistema permite al usuario interactuar con el centro de atención a través de un dispositivo móvil. Podrá enviar alarmas desde el terminal de forma rápida y sencilla.
Además, CareChat se ha diseñado para su uso por las personas sordas lectoescritoras (mensajes de texto) y no lectoescritoras (a través de pictogramas), y sus mensajes se pueden recibir y contestar en varios idiomas.


Ver Comentarios
Todavía no hay comentarios