Mayores

La soledad es tan perjudicial para una persona mayor como fumar 15 cigarrillos al día

Afortunadamente, las ciudades de todo el mundo están encontrando nuevas maneras de mitigar la soledad y conectar a sus vecinos de avanzada edad


La esperanza de vida sigue creciendo a buen ritmo y se espera que la población mayor de 65 años doble la cifra actual en 2050. Por todo esto uno de los mayores retos a los que se enfrentan las grandes ciudades en los próximos años es el poder atender a esta población.

Esto incluye el asegurar que sus vecinos de edad avanzada pueden permanecer conectados con sus comunidades. Actualmente los estudios nos indican que casi la mitad de las personas mayores de 65 años de edad experimentan episodios de soledad o aislamiento social.

“Los riesgos de la soledad para el bienestar físico y mental de la tercera edad está empezando a ser estudiado desde un punto de vista científico e incluso se ha llegado a afirmar que la soledad es tan perjudicial para una persona mayor como fumar 15 cigarrillos al día.”

Afortunadamente, las ciudades de todo el mundo están encontrando nuevas maneras de mitigar la soledad y conectar a sus vecinos de avanzada edad con el resto de la comunidad.

Y afortunadamente existen iniciativas globales para ayudar a las ciudades con este objetivo como Bloomberg Philanthropies, con proyectos en las ciudades de Swindon, en el suroeste de Inglaterra; Barcelona, España; y Tel Aviv, en Israel.

Por cercanía destacamos el caso de Barcelona, donde 300.000 barceloneses, es decir, el 20% de las personas mayores de la ciudad condal viven solos. Un tercio de estas personas son mayores de 80 años.

Muchos de ellos carecen de interacciones sociales significativas que jueguen un papel crucial en su salud y bienestar. Este aislamiento no sólo reduce su calidad de vida, sino que también aumenta el riesgo de desarrollar complicaciones en su salud.

Para hacer frente a esto, la ciudad de Barcelona, ganadora de Bloomberg Philanthropies Mayors Challenge en 2014, creó Vincles.

Vincles, es un servicio basado en una aplicación diseñada para fortalecer y ampliar las redes personales y sociales de las personas de edad avanzada.

Con esta aplicación, los mayores residentes en Barcelona pueden conectar con dos redes diferentes. La primera es una red de “amigos y familiares”, que incluye a la familia, vecinos y amigos con los cuidadores de los servicios sociales y de salud. El segundo es la red de “grupos de usuarios Vincles”, cuyo objetivo es conectar a los residentes de edad avanzada con sus vecinos, con la esperanza de que puedan unirse a la comunidad. Y no solo son conexiones virtuales, Vincles también facilita en la vida real, las reuniones entre los usuarios de la aplicación y sus redes.

“Vincles mira el envejecimiento de una manera positiva, se facilita a la persona de edad avanzada para ser verdaderamente independiente”, nos dice Fermín Mínguez, de Tunstall Televida, empresa proveedora de servicios a Vincles.”

— Fermín Mínguez

Este programa ya está activo en cinco barrios y se espera que llegue a más de 30.000 personas mayores de la ciudad que viven solas en 2020.


Ver Comentarios
Todavía no hay comentarios