Servicios de Teleasistencia

La teleasistencia del Ayuntamiento de Barcelona avanza hacia la personalización del servicio

El servicio de teleasistencia del Ayuntamiento de Barcelona no ha parado de crecer y mejorar desde el 2005.


El servicio de teleasistencia del Ayuntamiento de Barcelona no ha parado de crecer y mejorar desde el 2005. Sus números son espectaculares, en 2016 atendió a casi 91.000 personas y cuenta con 68.000 terminales activos repartidos por todos los distritos de la ciudad.

Sin embargo el servicio de teleasistencia quiere seguir mejorando implantando un ambicioso modelo de teleasistencia mediante niveles de atención.

El nuevo sistema se desplegará progresivamente hasta que se implante totalmente, a lo largo del 2017 e incluye un modelo mediante niveles de atención. Los usuarios se podrán clasificar en tres niveles de atención, que determinarán la frecuencia de las llamadas según tres variables: salud, relaciones sociales e impacto de los cuidados.

Al nivel básico le corresponde una llamada de seguimiento cada 15 días; al nivel medio, una cada 30, y al alto, una cada 45. Los encargados de establecer el nivel de atención de cada usuario serán los profesionales del servicio de teleasistencia y siempre después de una visita presencial a cada domicilio para hablar con los usuarios y consensuar sus necesidades.

Esta personalización responde a una realidad, la diversidad de la población de una gran ciudad como Barcelona es muy grande y no todos los usuarios tienen las mismas necesidades.

Cada nivel de usuario tendrá además una serie de prestaciones asociadas. Por ejemplo, los niveles medio y alto incluyen detectores de fuego y humo en el hogar, y el nivel alto, dispositivos para aumentar la seguridad de la persona y su entorno, como un detector de monóxido de carbono y dispositivos de apertura de puerta, de caídas o de movimiento.

El plan de teleasistencia para el Ayuntamiento de Barcelona de cuya gestión se encarga Tunstall Televida, es más ambicioso y no solo se concreta en su personalización mediante niveles, también se ha hecho una previsión de que la partida económica crezca hasta los 12,20 millones en el 2019.

Esto servirá para añadir modernos dispositivos en pulseras o en pinzas que se sujetan a la ropa. También aumentarán los dispositivos periféricos para prevenir situaciones de riesgo. Por ejemplo, está prevista la instalación de hasta 19.000 detectores de humo en los hogares y de 10.000 aparatos que también pueden avisar de un escape de gas o de una situación de pasividad en el interior de una casa.

Se ha mejorado el sistema de comunicación masiva en situaciones de emergencia o catástrofe, y ahora el centro de gestión será capaz de emitir 18.000 comunicaciones en una hora en caso necesario. También habrá más garantías de custodia y seguridad de las llaves de los hogares, se incrementará el número de unidades móviles para atender emergencias a domicilio y se llevarán a cabo campañas específicas para fomentar el envejecimiento activo y los hábitos de vida saludable. Finalmente, se tendrá en cuenta la atención emocional de los cuidadores que tienen a cargo personas con necesidades de atención especiales.


Ver Comentarios
Todavía no hay comentarios