Sector Teleasistencia

Los nuevos edificios deberán contemplar la preinstalación de teleasistencia

Galicia obliga a que todos los nuevos edificios estén preparados para acoger servicios de teleasistencia, tanto a nivel sanitario como social.


Es un hecho que las administraciones públicas no deben olvidar el envejecimiento de la población y la necesaria ayuda que tecnologías como la teleasistencia pueden brindar a este importante colectivo.

En comunidades autónomas como Galicia, el envejecimiento de la población es tan preocupante que ya se está legislando en este sentido. Hay que recalcar que en Galicia, casi un cuarto de la población supera los 65 años de edad.

Tal es así que la Xunta de Galicia haya tomado la iniciativa y ha aprobado un Decreto que obliga a que todos los nuevos edificios estén preparados para acoger servicios de teleasistencia, tanto a nivel sanitario como social.

Esta medida es obligatoria para las viviendas nuevas sometidas al régimen de propiedad horizontal, de momento no es obligatorio para las viviendas unifamiliares y no se obliga a que se rehabiliten o reformen, aunque el decreto sí recomienda que se preparen las instalaciones para acoger estos servicios.

Obligar a las nuevas edificaciones que cuenten con la preinstalación de las prestaciones socio-sanitarias supone un ahorro posterior ya que el coste es menor si se tiene que habilitar estas prestaciones en espacios con la vivienda terminada.

Todas las viviendas deberán por lo tanto estar preparadas para instalar avisadores acústicos de alarma; videoportero; dos detectores de presencia, uno en la entrada de la casa y el segundo preferentemente en el pasillo; un pulsador de pánico (para avisar en caso de emergencia sanitaria); cronotermostato; espacios para instalar el sistema de motorización de persianas de más de dos metros cuadrados; detectores de incendio o humo en la cocina, de monóxido de carbono en estancias que tengan equipamiento de combustión, de gas en las cocinas, en el caso de que se utilice este combustible, de luz natural en el salón o de inundaciones tanto en la cocina como en los baños. Además, las casas deben permitir la instalación de electroválvulas de agua o gas.

Los promotores deberán reservar durante la construcción los espacios y canalizaciones necesarias para estos servicios.
Esto supondrá una gran ayuda para la implantación de sistemas de ayuda a la teleasistencia, como los detectores de movimiento, de incendio, inundación, de presencia… que den alerta a familiares o a los servicios de emergencia.

Gracias a la teleasistencia los mayores pueden permanecer en su entorno habitual el mayor tiempo posible si lo desean.


Ver Comentarios
Todavía no hay comentarios