Sector Teleasistencia

La importancia de los talleres de Envejecimiento Activo en el Servicio de Teleasistencia

La Organización Mundial de la Salud reconoce como pilares del envejecimiento activo: la seguridad, la participación social y salud.


Las sociedades del siglo XXI se enfrentan a una realidad demográfica que requiere actuaciones importantes en el ámbito de la convivencia, la integración y el bienestar. El envejecimiento activo pretende mejorar la calidad de vida de las personas a medida que envejecen, favoreciendo sus oportunidades de desarrollo para una vida saludable, participativa y segura. El envejecimiento activo implica entender esta etapa de la vida como un ciclo más de crecimiento personal, añadiendo “vida a los años y no solamente años a la vida”.

En este objetivo son parte importante los servicios de teleasistencia como el Servicio Público de Teleasistencia de Castilla-La Mancha. Así, por ejemplo, un total de 8.539 personas mayores de 65 años han participado durante el año 2016 en las actividades de envejecimiento activo del Servicio Público de Teleasistencia de Castilla-La Mancha.

Los talleres presenciales se celebraron en 277 municipios de la región, dando cobertura a más del 17 por ciento de la población usuaria del servicio. Estos talleres sirven para conseguir la promoción del envejecimiento como una etapa del ciclo vital de las personas en una doble vertiente: por un lado, se centra en la superación de la merma de capacidades asociadas a la edad y, por el otro, en las potencialidades del logro de cumplir años.

Las actividades organizadas se centraron en las tres áreas que la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce como pilares del envejecimiento activo: la seguridad, la participación social y salud.

Tres áreas de actuación de la OMS

En el área de seguridad se han organizado talleres sobre educación vial, prevención de caídas, prevención de timos y engaños, primeros auxilios y riesgos en el hogar. En total, estos encuentros han contado con la participación de 1.544 personas.

En el área de participación, las charlas se centraron en aspectos como las facturas domésticas, el humor y el envejecimiento positivo, la ley de dependencia… además de realizar talleres sobre el autociudado, la importancia del ejercicio físico, información sobre diversas enfermedades asociadas a la vejez. Más de 3.690 personas tomaron parte en estos talleres.

En cuanto al área centrada en la salud, más de 1.540 personas han asistido a charlas sobre el duelo, alimentación y nutrición, salud cardiovascular, sueño, buen uso de los medicamentos y actuación ante temperaturas extremas.

406.000 llamadas “sociosanitarias”

Además, desde el servicio público de Teleasistencia, gestionado por Tunstall Televida, se han realizado más de 406.000 llamadas informativas sobre aspectos sociosanitarios, centradas especialmente en el programa ‘Hablemos de…’ (estilos de vida saludable) y en las campañas de actuación ante olas de frío y calor, alergias primaverales y vacunación contra la gripe.

El Servicio Público de Teleasistencia de Castilla-La Mancha atiende a más de 50.000 personas usuarias de las cinco provincias manchegas, proporcionando atención y seguridad al 12,62% de las personas mayores de 65 años de la región.


Ver Comentarios
Todavía no hay comentarios