Tunstall Televida

Teleasistencia para detectar y prevenir el deterioro cognitivo

Queremos destacar el programa de atención al deterioro cognitivo que está desarrollando la empresa Tunstall Televida


El deterioro cognitivo no solo es la pérdida de funciones cognitivas, también hablamos de la reducción de la calidad de vida de las personas que la padecen, de sus familiares y cuidadores cercanos.

Se calcula que el deterioro cognitivo alcanza a un 16% de las personas mayores de 70 años. Significa la perdida de memoria, atención y velocidad de procesamiento de la información (VPI). Aunque el deterioro cognitivo está asociado al proceso de envejecimiento, existen diferentes grados dependiendo tanto de factores fisiológicos como ambientales.

Lo que está claro es que el deterioro cognitivo provoca el aislamiento social de los mayores que lo padecen, provocando que hasta lo más cotidiano sea todo un reto. Sin embargo, el uso de herramientas tecnológicas puede mejorar sensiblemente la calidad de vida de estas personas. Y entre estas herramientas debemos destacar la teleasistencia.

Por eso queremos destacar el programa de atención al deterioro cognitivo que está desarrollando la empresa Tunstall Televida que permite actuar tanto para evitar la pérdida de más capacidades como para detectar de forma temprana el inicio del proceso.

Este proyecto se basa en el establecimiento de rutinas de conducta y análisis de datos para detectar riesgos psicosociales a través del Internet de las Cosas y a una plataforma de entrenamiento cognitivo, se puede trabajar con las personas para detectar tempranamente el deterioro, incluso en quienes viven solas, y reducir el impacto que este problema tiene en su día a día estimulando la memoria, las habilidades visoespaciales y las comunicativas. Esto tiene un efecto positivo en el estado emocional de las personas con riesgo de padecer deterioro cognitivo o que ya lo padecen y en su entorno sociofamiliar.

Las personas usuarias que acceden de este programa cuentan con un plan de entrenamiento individualizado y adaptado a sus capacidades que se traduce en el uso de una aplicación para Android con miles de juegos que integran imágenes, sonidos y vídeos. Estos juegos trabajan seis capacidades cognitivas: memoria, cálculo, funciones ejecutivas (memoria de trabajo, planificación, razonamiento, toma de decisiones…), lenguaje, atención y orientación.

Cada vez que un usuario juega genera unas gráficas de resultados que la plataforma analiza por separado y combinando áreas. Si los resultados no son los esperados, el centro de atención de teleasistencia recibe una alerta para que los profesionales asignados al caso los evalúen y modifiquen el plan personal o emprendan otro tipo de acciones complementarias Éstas pueden incluir seguimientos personalizados, la instalación de diferentes dispositivos en el hogar que incrementen la seguridad de las personas, su inclusión en programas de envejecimiento activo y promoción de la autonomía personal.


Ver Comentarios
Todavía no hay comentarios