Sector Teleasistencia

La teleasistencia es una inversión necesaria para salvaguardar el sistema de salud pública

El coste de las enfermedades crónicas supondrá cerca de 100.000 millones de euros en el presupuesto de salud pública en 2020


Rafael Bengoa es un especialista en salud pública con gran experiencia en el sector. Bengoa es exconsejero de Sanidad del Gobierno vasco y exasesor del presidente de EE UU, Barak Obama. Es profesor de la Universidad de Harvard y de la Deusto Business School y miembro del equipo de asesores de Pedro Sánchez en materia de sanidad pública.

Bengoa que ha participado en el II Congreso Iberoamericano de Epidemiología y Salud Pública celebrado en Santiago de Compostela, donde se ha abordado La epidemiología y la salud pública ante el reto de cronicidad ha afirmado que la atención al paciente crónico es el gran reto de los sistemas sanitarios actuales, dado el gran consumo de recursos que suponen.

Y en este sentido, Bengoa indica que una de las soluciones para afrontar este reto es la inversión en teleasistencia. España necesita hacer cambios como los que ya están haciendo los países más avanzados del mundo.

Según cifras de la consultora Boston Consulting Group, el coste de las enfermedades crónicas supondrá cerca de 100.000 millones de euros en el presupuesto de salud pública en 2020, unos 40.000 millones de euros más que los necesarios en 2016. La salud pública española no podrá afrontar este gasto que es inminente si no se toman medidas a corto plazo como es la inversión en sistemas de teleasistencia o de telemedicina.

Según declaraciones de Bengoa a la agencia Efe, “La inversión tecnológica para esos pacientes debe llevar progresivamente a convertir su domicilio en un centro de cuidados, ofreciendo en tiempo real información sobre su estado”. No debemos ver la edad de los pacientes como una barrera.

La teleasistencia y la telemonitorización permitirán conseguir que cada vez los pacientes sean cada vez más responsables y aprendan a convivir con sus enfermedades mejorando sus hábitos de vida. Para el experto en salud pública, esta inversión en tecnología podría conllevar que el gasto de los enfermos crónicos sea “de un 8 % a un 21 % menor”


Ver Comentarios
Todavía no hay comentarios