Envejecimiento de la Población

Un día para concienciarnos sobre el abuso y el maltrato en los mayores

La OMS calcula que 1 de cada 6 personas mayores de 60 años sufren abuso ya sea físico o psicológico en el mundo.


Esta semana estamos celebrando el día de toma de conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez. Un día internacional señalado por la Asamblea General de las Naciones Unidas para generar concienciación mundial sobre este problema y que todos podamos expresar nuestra oposición a los abusos y los sufrimientos infligidos a algunas de nuestras generaciones mayores.

Un problema que cada año aumenta debido a un simple hecho, el aumento del número de personas de avanzada edad de la población mundial. En 2030 se espera que en todos los países aumente sustancialmente el número ancianos. Un crecimiento vertiginoso en todos los países del mundo, incluidos los países en vías de desarrollo.

Se espera que crezca el número de personas mayores por lo que se espera también que aumenten los abusos de los que está población es víctima.

En muchas sociedades el maltrato a los ancianos es un tema tabú, por esos estos días mundiales intentan que se tome conciencia sobre este tema.

El maltrato de las personas mayores es un problema social mundial que afecta la salud y los derechos humanos de millones de personas mayores en todo el mundo y sin embargo, sigue siendo uno de los tipos de violencia menos tratados y menos abordados en los planes de acción.

Curiosamente en España la mayoría de los maltratos a mayores que se detectan se dan en el entorno familiar y más allá del maltrato físico y en un gran porcentaje son del tipo psicológico. Los principales factores de riesgo son el aislamiento social, ser mujer, el deterioro cognitivo, alteraciones en la conducta, demencia, pobreza o baja autoestima.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que 1 de cada 6 personas mayores de 60 años (16%) sufren abuso ya sea físico o psicológico en el mundo. No solo hablamos de maltrato físico, sino también de maltrato psicológico, material, financiero, de abandono y negligencia en el cuidado que puede llegar al 35% de la población mayor según la OMS.

Una figura clave en la detección de los casos de maltrato a los mayores es el servicio de teleasistencia debido a su trato diario con sus usuarios y su gran alcance. El servicio de teleasistencia es una herramienta eficaz para la detección, prevención y acompañamiento en casos de maltrato a los mayores.

Por ejemplo en el caso de la empresa Tunstall Televida destaca la creación e implementación de un protocolo de detección y actuación ante la evidencia de señales de maltrato. Este protocolo se ha realizado mediante la superación inicial de muchos retos, como la necesaria colaboración público-privada, con multitud de actores institucionales y sin ningún modelo anterior que sirviera de inicio.

Los tres grandes objetivos han sido detectar por medio de indicadores de sospecha previamente identificados, la posibilidad de maltrato. La atención personalizada por medio de un plan de atención individual, pactado con la persona, que detalla las intervenciones, llamadas, visitas, otros… Y prevenir situaciones de maltrato con medidas de concienciación sobre el maltrato y el trato digno a los mayores.


Ver Comentarios
Todavía no hay comentarios