Servicios de Teleasistencia

Una experiencia piloto de teleasistencia en el Reino Unido demuestra sus grandes beneficios

Durante los seis meses de duración de la prueba piloto hubo un descenso de 167 ingresos hospitalarios.


La empresa inglesa Coast & Country’s HomeCall está especializada en el alquiler de viviendas especialmente adaptadas para personas mayores con más de 10.500 propiedades en el Reino Unido.

La empresa ofrece también el programa HomeCall que brinda un servicio extra que permite a las personas, especialmente a las personas mayores y más vulnerables, vivir de forma independiente en su propio hogar.

Este programa HomeCall utiliza la tecnología que le proporciona la solución Tunstall Healthcare Connected Care.

Hace seis meses esta empresa inició un plan piloto instalando las soluciones en equipamiento en teleasistencia avanzada de Tunstall Healthcare en ocho residencias en el noreste del país y ahora han hecho públicas sus conclusiones.

La tecnología Connected Care ha permitido en seis meses un ahorro neto de más de 20.000 libras. Un ahorro económico gracias a la reducción de llamadas de ambulancia, las admisiones hospitalarias innecesarias y la reducción de emergencias y accidentes como las caídas.

Muchas de las llamadas recibidas por el centro de atención al usuario estaban relacionadas con pequeñas emergencias como caídas sin grandes consecuencias. El equipo de respuesta de la empresa prestadora del servicio de teleasistencia cuenta con capacitación especializada y los equipos necesarios que les permiten ayudar sin la necesidad de movilizar a los servicios de emergencia.

“Más del 84% de las llamadas relacionadas con caídas se solventaron sin la necesidad de llamar a una ambulancia.”

Esta experiencia ha permitido demostrar que la teleasistencia juega un papel clave en la reducción de llamadas de ambulancia innecesarias y admisiones hospitalarias.

El programa de teleasistencia se introdujo en ocho instalaciones de atención residencial de máxima prioridad. El personal de atención domiciliaria recibió capacitación sobre la gestión eficaz de las caídas

El objetivo del programa piloto fue mejorar la experiencia del usuario y ofrecer mejoras tangibles en  parámetros clave como la asistencia ante emergencias o las admisiones hospitalarias innecesarias.

Durante los seis meses de duración de la prueba piloto hubo 154 ingresos hospitalarios desde los hogares con teleasistencia, un descenso de 167 ingresos en el mismo período del año anterior. Las emergencias pasaron de 255 a 230.

Esta experiencia evidencia que la teleasistencia supone un gran ahorro económico pero también que mejora la sensación de tranquilidad y compañía de los usuarios. La tecnología no solo puede mejorar la vida de las personas al prevenir caídas o mitigar sus efectos cuando suceden, sino que también puede suponer grades ahorros al servicio de salud en un corto período de tiempo.


Ver Comentarios
Todavía no hay comentarios