Mayores

2 de cada 10 personas mayores consideran que su entorno urbano no está adaptado para caminar

La teleasistencia móvil cada vez es una tecnología más necesaria que complementa los servicios de teleasistencia.


Dos de cada diez personas mayores consideran que su entorno urbano está poco o nada adaptado para su desplazamiento a pie.

Es una de las conclusiones del estudio ‘Seguridad Vial en Población Senior’, elaborado por el RACE y Liberty Seguros.

Este estudio ha analizado la movilidad de los mayores en el entorno urbano con el fin de conocer las dificultades que éstos encuentran en sus desplazamientos y potenciar así acciones que mejoren su movilidad, accesibilidad y seguridad vial.

Los puntos que más valoran los mayores en su entorno urbano son la presencia de rampas y ascensores, la adecuada señalización y la falta de obstáculos en el tránsito peatonal, la sensación de seguridad y las aceras y calles amplias. Por otra parte, lo que más preocupa a los mayores es la falta de mantenimiento de las calles o la falta de habilitación de instalaciones para mayores y personas con discapacidad.

Hay que destacar en este estudio el hecho de que la mayoría de los encuestados admite haber sufrido un percance en la vía pública, principalmente caídas que se atribuyen a las llamadas ‘barreras en la ciudad’, especialmente las aceras en mal estado.

Recordemos que las caídas son un problema tan importante para la salud pública que hasta la Organización Mundial de la Salud ha hecho varios llamamientos internacionales sobre esta causa.

La OMS calcula que cada año mueren en todo el mundo 424.000 personas por causa de una caída. De tal modo que las caídas es la segunda causa mundial de muerte por lesiones no intencionales, por detrás de los traumatismos causados por accidentes de circulación. Las mayores tasas de mortalidad por caídas corresponden en todas las regiones del mundo a los mayores de 60 años.

Y cada año se producen en el mundo 37,3 millones de caídas que requieren atención médica y nuevamente, es el colectivo de los mayores de 65 años el de mayor número y gravedad de las caídas.

El servicio de teleasistencia móvil con localización está pensado para favorecer la realización de actividades fuera del domicilio, con la seguridad y la tranquilidad que supone para los usuarios el saber que están atendidos en todo momento en caso de cualquier percance.

La teleasistencia móvil cada vez es una tecnología más necesaria que complementa los servicios de teleasistencia.

Los dispositivos de teleasistencia móvil disponen de un botón de emergencia y un sistema de localización. Lo que les convierte en un buen dispositivo para personas con necesidades de mantenerse activas fuera del domicilio y que corran el riesgo de sufrir cualquier emergencia como una caída en la vía urbana.

Debe ser una preocupación mayor de todas las administraciones adaptar los entornos urbanos a las necesidades específicas de las personas mayores.

Existen temas de gran preocupación para los mayores, como la necesidad de la regulación de la circulación de bicicletas y patinetes eléctricos por la acera, el desarrollo de programas y campañas de concienciación para fomentar el respeto por parte de los conductores de vehículos a los viandantes mayores, la subida del tiempo de cruce en los semáforos y la correcta accesibilidad a las aceras.

El estudio se ha realizado por teléfono a 400 personas mayores de 65 años, 58% mujeres y el 42% hombres. De ellos, el 69% vive en entornos urbanos de entre 50.001 y 500.000 habitantes, y el 31% en entornos de más de 500.000.

La ciudad segura para nuestra mayores es un concepto muy relacionado con la ciudad inteligente o Smart city, se refiere a un tipo de desarrollo urbano basado en la sostenibilidad que es capaz de responder adecuadamente a las necesidades básicas de instituciones, empresas, y de los propios habitantes, tanto en el plano económico, como en los aspectos operativos, sociales y ambientales.

 

 


    Ver Comentarios
    Todavía no hay comentarios