Teleasistencia Móvil

El 80% de los pacientes de Alzheimer están en casa al cuidado de un familiar

Los cuidados y atenciones que necesita un enfermo de Alzheimer no son únicamente de índole sanitaria, requiere también de recursos, tanto humanos como materiales y sociales.


La Fundación Alzheimer España ha puesto de manifiesto que el 80% de los pacientes de esta enfermedad están al cuidado de un familiar. También ha destacado que cada 7 segundos en el mundo se diagnostica un nuevo caso de demencia.

El Alzheimer afecta actualmente más de 600.000 personas en España y se espera que la cifra aumente en los próximos años por el hecho de que es una enfermedad que tiene una mayor incidencia en países avanzados y con una elevada esperanza de vida.

España es uno de los países más envejecidos del mundo y el Alzheimer es más frecuente a partir de los 60-65 años llegando a afectar al 30% de la población mayor de 80 años.

Y los datos aún son más preocupante para la Confederación Española de Alzheimer (CEAFA) que eleva la cifra de personas que sufren esta enfermedad en algún grado a más de 1.200.000 personas. Para la CEAFA, el Alzheimer repercute y marca la vida diaria de más de 5 millones de españoles entre familiares y cuidadores

Sobre el perfil de cuidador, según los datos expuestos por la Fundación Alzheimer España, entre el 68 al 80% de los pacientes son atendidos por solo una persona. El 80% de los pacientes está al cuidado de un familiar, tres de cada cuatro cuidadores son mujeres y el 25% tiene más de 70 años.

Según la Fundación Pasqual Maragall cuidar a una persona con Alzheimer supone un coste anual de 27.000 euros, un coste que generalmente lo soportan las familias.

Los cuidados y atenciones que necesita un enfermo de Alzheimer no son únicamente de índole sanitaria, requiere también de recursos, tanto humanos como materiales y sociales.

Entre los más importantes encontramos los servicios domiciliarios, los centros de Día especializados, los programas de Respiro Familiar y de Apoyo al Cuidador, las Residencias y el Servicio de Teleasistencia.

Por ejemplo la teleasistencia domiciliaria proporciona atención inmediata y permanente a personas que necesitan apoyo para continuar viviendo en su domicilio y es un buen recurso asistencial especialmente cuando la enfermedad no está muy desarrollada.

Un servicio que se complementa perfectamente con la teleasistencia móvil, esta tecnología con sistema de localización está pensado para favorecer la realización de actividades fuera del domicilio, con la seguridad y la tranquilidad que supone para los usuarios y sus cuidadores, el saber que están atendidos en todo momento en caso de cualquier percance.

Los dispositivos con geolocalización son muy importantes para los usuarios con deterioro cognitivo ya que permiten conocer la ubicación del usuario en caso de emergencia o de que se desoriente fuera del hogar.

Cada día se sigue investigando sobre la enfermedad, especialmente en el diagnóstico precoz. Ya sabemos que los primeros síntomas empiezan 20 años antes y cuanto antes se diagnostique, los tratamientos paliativos de los síntomas se pueden tratar mejor.


    Ver Comentarios
    Todavía no hay comentarios