Servicios de Teleasistencia

3 de diciembre, día Internacional de las personas con discapacidad

Un instrumento que puede ayudar a derribar muchas de las barreras actuales es la tecnología, un gran ejemplo, la teleasistencia.


El motivo de la elección de este día coincide con el día en el que fue aprobado por la Asamblea de las Naciones Unidas en 1982 el Programa de Acción Mundial para las Personas con Discapacidad. Una fecha que sirve para poner de relieve a la sociedad las necesidades especiales de este tan importante colectivo de personas.

La discapacidad es una condición que afecta el nivel de vida de una persona. Es un término que define una deficiencia física o mental, como la discapacidad sensorial, cognitiva o intelectual, la enfermedad mental o varios tipos de enfermedades crónicas.

Las personas con discapacidad suelen tener menos oportunidades económicas, falta de servicios que les puedan facilitar la vida o menos recursos para defender sus derechos. Unos obstáculos o los que sumamos la discriminación social y la falta de legislación adecuada para proteger a los discapacitados.

Una vez eliminados los obstáculos a la integración de las personas discapacitadas, estas pueden participar activa y productivamente en la vida social y económica de sus comunidades.

Por ejemplo, en la Unión Europea hay más de ochenta millones de personas que presentan algún grado de discapacidad. La accesibilidad de la tecnología, de los productos, los servicios y las prestaciones, es una condición previa para una participación equitativa y una función activa de estas personas en la sociedad.

Ante todo esto, surge la idea del Día Internacional de las personas con discapacidad, para que puedan tener una vida plena y limitar todo cuanto sea posible las barreras de todo tipo que surgen en su día a día.

Y un instrumento que puede ayudar a derribar muchas de estas barreras es la tecnología. Con ayudas como la teleasistencia.

La teleasistencia es una prestación que se suele asociar a las personas mayores pero no podemos olvidarnos que también es una ayuda diaria para muchas personas con alguna discapacidad que viven de manera autónoma.

Gracias a la teleasistencia saber que alguien puede ayudarte en cualquier momento da más seguridad y tranquilidad a las personas dependientes y a sus familiares y cuidadores.

Un servicio que día a día se mejora con nuevos servicios como los terminales de teleasistencia móviles que nos permite saber siempre la situación de la persona dependiente gracias a la geolocalización o la gran gama de periféricos y sensores, como los detectores de humo, presencia, fugas, caídas… etc. que mejoran mucho la seguridad de los usuarios.

La teleasistencia también nos ofrece soluciones técnicas incluso para colectivos con discapacidades físicas o sensoriales determinadas, como por ejemplo, las personas con deficiencias auditivas.


Ver Comentarios
Todavía no hay comentarios