Envejecimiento de la Población

Alzheimer ConCiencia Social y la teleasistencia

El próximo 21 de septiembre celebramos el Día Mundial del Alzheimer


El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que puede darse en cualquier persona. Es una enfermedad que tradicionalmente se ha asociado al envejecimiento, aunque los recientes estudios confirman que aunque la edad es el principal factor de riesgo de contraer la enfermedad, también puede afectar a colectivos más jóvenes de la población.

Según los datos de la Confederación Española de Alzheimer (CEAFA) en España más de 1.200.000 personas sufren esta enfermedad en algún grado pero esta patología repercute y marca la vida diaria de más de 5 millones de españoles entre familiares y cuidadores

El próximo 21 de septiembre celebramos el Día Mundial del Alzheimer, un evento instituido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y auspiciado por Alzheimer’s Disease Internacional (ADI) en 1994.

Durante estos días se están celebrando por toda la geografía numerosos actos organizados con este motivo y que cuentan con un doble objetivo; por un lado, sensibilizar a la sociedad española acerca de esta “epidemia del siglo XXI”, así como sus consecuencias sociosanitarias; y por otro lado, desarrollar una campaña de educación sanitaria dirigida a promover la prevención de esta patología, que afecta a más de 4,5 millones de personas en España, entre quienes la padecen directamente y sus familiares cuidadores.

Este año el lema elegido con motivo del Día Mundial del Alzheimer es “Alzheimer ConCiencia Social”, con el que se quiere reivindicar la necesaria conciencia que ha de existir para garantizar un adecuado abordaje integral del alzheimer.

Los cuidados y atenciones que necesita un enfermo de Alzheimer no son únicamente de índole sanitaria, requiere también de recursos, tanto humanos como materiales y sociales.
Entre los más importantes encontramos los servicios domiciliarios, los centros de Día especializados, los programas de Respiro Familiar y de Apoyo al Cuidador, las Residencias y el Servicio de Teleasistencia.

La teleasistencia domiciliaria proporciona atención inmediata y permanente a personas que necesitan apoyo para continuar viviendo en su domicilio y es un buen recurso asistencial especialmente cuando la enfermedad no está muy desarrollada.

Un servicio que se complementa perfectamente con la teleasistencia móvil, esta tecnología con sistema de localización está pensado para favorecer la realización de actividades fuera del domicilio, con la seguridad y la tranquilidad que supone para los usuarios el saber que están atendidos en todo momento en caso de cualquier percance.

Los dispositivos con geolocalización son muy importantes para los usuarios con deterioro cognitivo ya que permiten conocer la ubicación del usuario en caso de emergencia o de que se desoriente fuera del hogar.

La teleasistencia móvil cuenta con un botón de emergencia y un sistema de localización remota. Lo que les convierte en un buen dispositivo para personas con necesidades de mantenerse activas fuera del domicilio y que corran el riesgo de sufrir cualquier emergencia. Y para personas con desorientación y deterioro cognitivo: teleasistencia móvil con velocímetro y telelocalización.


Ver Comentarios
Todavía no hay comentarios