Sector Teleasistencia

Los empresarios de Dependencia piden un Ministerio de Mayores para mejorar el sistema actual

La teleasistencia es la única prestación del SAAD que no recibe financiación por parte del estado.


CEAPs es el círculo empresarial de atención a las personas que se constituyó hace más de dos años con la unión mayoritaria del empresariado español que atiende y cuida a las personas mayores y/o a personas en dependencia, a través de los servicios, entre otros, amparados por la ley de dependencia, como son los centros residenciales, los centros de día, el servicio de ayuda a domicilio y el de teleasistencia.

Es de ámbito nacional e integra a las asociaciones empresariales territoriales más importantes y a varias empresas de ámbito nacional y territorial. Su amplia representatividad se apoya en que representa a más de 1.800 empresas, en su mayoría pymes, que emplean a más de 90.000 trabajadores y que gestiona más de 180.000 plazas y servicios para mejorar la vida de las personas mayores y sus familias.

Tras dos años de análisis, debate y actuación, los miembros de este círculo empresarial, tras constatar las grandes diferencias de desarrollo, tanto normativo como de gestión, en la implantación del Sistema de dependencia y las grandes desigualdades a las que se enfrentan cada día han decidido encargar y presentar un informe del sector que han llamado “El Caos de la Dependencia”.

Con el objetivo de que las administraciones, las fuerzas políticas, los medios y la sociedad en general, conozca la realidad de la situación recogida en el informe.

El texto íntegro del informe se puede descargar en el siguiente enlace. Pero debemos destacare el aspecto que más nos interesa, la teleasistencia.

La teleasistencia es un servicio que puede ser prestado por diferentes administraciones públicas, eminentemente preventivo que ofrece tranquilidad y seguridad a las personas usuarias.

La base del Servicio de teleasistencia es proporcionar seguridad y tranquilidad a las personas usuarias y sus familias y tradicionalmente se ha asociado a personas mayores, sin embargo, se trata de una solución capaz de responder a las necesidades de una gran diversidad de colectivos.

En primer lugar existe una importante confusión entre la teleasistencia básica y la más actual denominación, teleasistencia avanzada, que se recoge en el acuerdo de 19/10/2017 del consejo territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) asociada a las personas dependientes en Grado I.

Según los proveedores de Servicio, la diferencia de asignación a los diferentes Grados de dependencia debería estar en si la teleasistencia puede responder por si sola a las distintas situaciones de dependencia o no, y no tanto al tipo de servicios que se incluyen en la prestación.

La asignación de programas y tecnologías complementarias deberían asignarse en función de las características y necesidades de cada persona usuaria mediante la aplicación de un modelo de atención personalizada.

Los gestores estiman que en España hay unas 900.000 personas usuarias de este servicios, de las cuales el SAAD solo recoge una quinta parte como prestación asociada a la dependencia.

La teleasistencia es la única prestación del SAAD que no recibe financiación por parte del estado.

Con los datos disponibles del SAAD, comunidades como Andalucía apuestan por este servicio, con una ratio de cobertura que alcanza al 6,16% de los mayores de 65 años, frente a comunidades como Aragón, Asturias, Canarias, la Comunidad Valenciana, Extremadura y Galicia donde no se llega al 1% de los mayores.

Los gestores disponen de infinidad de soluciones tecnológicas que podrían complementar este servicio, tanto para eventos que puedan ocurrir en el hogar, como para vigilar la salud de las personas usuarias, pero su implantación y desarrollo es insignificante. Las barreras tecnológicas y la escasa coordinación con Sanidad se plantean como algunas de las razones de esta escasa implantación.

Conectar las centrales de teleasistencia con los servicios sanitarios en colaboración con los departamentos de Sanidad, suponen un gran avance para la descongestión del sistema sanitario. Las centrales de teleasistencia tienen una importante experiencia en movilización eficiente y coordinación con otros recursos y servicios públicos.


    Ver Comentarios
    Todavía no hay comentarios