Custodia de llaves

La custodia de llaves en el servicio de teleasistencia

Este servicio junto con sensores de caídas, detectores de humo, de presencia o de gas garantizan diariamente la seguridad de muchas personas mayores


Uno de los servicios de la teleasistencia menos conocido es el de la custodia de llaves.  Esta prestación de la teleasistencia permite acceder al domicilio del usuario de forma rápida y sin hacer destrozos en caso de emergencia o caída de la persona usuaria.

Este servicio de custodia de llaves junto con sensores de caídas, detectores de humo, de presencia o de gas garantizan diariamente la seguridad de muchas personas mayores o dependientes.

La custodia de llaves cumple con todas las garantías de seguridad y confidencialidad. Cuenta con un protocolo específico de actuación ante emergencias y con la colaboración de la Policía Local del municipio.

En la mayoría de los casos es la empresa que gestiona el servicio de teleasistencia la encargada de ponerse en contacto con la Policía Local tras recibir la comunicación de emergencia por parte del usuario o de un dispositivo de alarma y no recibir comunicación alguna con el usuario. En este caso se informa a la Policía Local facilitando todos los datos de identificación de la llave, así como del propietario, desplazándose al domicilio del usuario para poder abrir la puerta rápidamente a los servicios de urgencia necesarios.

La Policía Local suele mantener las llaves que le han sido conferidas en una caja fuerte con todas las garantías de seguridad en sobres precintados y numerados.

La custodia de llaves

Por su parte, la empresa que gestiona la teleasistencia es la encargada de guardar la información sobre las direcciones de los domicilios a los que corresponde cada una de las llaves, por lo que ni siquiera los agentes conocen los domicilios que están custodiando.

Ante una emergencia, la Policía Local es informada del sobre numerado que contiene la llave y la dirección del usuario. Después de pasada la emergencia, se vuelve a precintar el sobre y vuelve a la caja fuerte.

La confidencialidad de los datos permanece durante todo el proceso, garantizando así la seguridad del usuario de teleasistencia.

Por suerte el uso de la custodia de llaves no es muy habitual y se limita a caídas, usuarios que no pueden avisar a los servicios sanitarios o en pequeños accidentes domésticos.

Este servicio está pensado para usuarios que no cuenten con familiares cercanos que puedan guardar una copia de las llaves y a los que se pueda localizar antes una situación de emergencia para acceder a la vivienda.

También es un servicio muy útil para periodos temporales como en verano en el que los familiares se ausentan y la persona permanece en su hogar sin familiares próximos y la custodia de llaves se convierte en una vía de seguridad personal.


    Ver Comentarios