Envejecimiento de la Población

La soledad de las personas mayores en Navidad

Durante las próximas fechas navideñas, los sentimientos de soledad de los mayores que viven solos se agudizan


En pocos días llegarán las fiestas de Navidad, con la cena de Nochebuena, las comidas en familia, las reuniones familiares… pero no para todos.

Según ha alertado la Sociedad Española de Médicos de Residencias (SEMER), estas fiestas más de 1,5 millones de mayores de 65 años estarán solos en sus casas.

Los motivos son varios, en algunos casos por la ausencia de familiares cercanos y en otros porque las familias dejan su entorno habitual durante estos días y las personas más mayores no puedan acompañarles por problemas de salud o movilidad, quedándose solos en su hogar, una situación que genera sensación de soledad o abandono y que puede tener consecuencias en su salud.

Según datos de SEMER, el 37% de las mujeres de más de 65 años residen en su vivienda sin ningún tipo de compañía, cifra que contrasta con la de los hombres, en cuyo caso sólo cerca del 11% viven solos.

Durante las próximas fechas navideñas, los sentimientos de soledad de los mayores que viven solos las fiestas señaladas se agudizan y son más propensos a sufrir todo tipo de enfermedades o a que su estado físico general sufra un deterioro.

Según los especialistas de SEMER, la soledad puede venir marcada por la dejadez familiar o el haber tenido pocas relaciones sociales en la juventud, que al llegar a estas edades se puede traducir en trastornos del comportamiento y del estado de ánimo, creando cuadros como ansiedad y depresión.

También nos recuerdan que no es lo mismo vivir solo que sentirse solo. Los casos más graves ocurren cuando la soledad de los mayores no es ni deseada ni elegida, lo que puede provocar sentimientos de tristeza y depresión. Estos días navideños, la ausencia de relaciones sociales y de compañía con los demás, crea una mayor vulnerabilidad, dependencia y aislamiento.

Ante la soledad, hay acciones como acudir a centros de mayores o centros de día que ayudan a que los mayores mantengan una actividad diaria y se relacionan especialmente durante estos días.

Sin olvidar que uno de los grandes aliados de los mayores es la teleasistencia. Este servicio permite a los mayores tener la tranquilidad de que pueden contar con una persona a través del medallón las 24horas del día.

Y durante estas fechas se multiplican las reuniones, charlas, desayunos, talleres… etc, entre los usuarios del servicio.

Gracias a la teleasistencia, los usuarios entran en contacto con personas fuera de su círculo de amistades o familia que se preocupan por ellos, aunque sin olvidarse que también deben relacionarse con su entorno.


Ver Comentarios
Todavía no hay comentarios