Envejecimiento de la Población

La teleasistencia, un instrumento para combatir la soledad no deseada de los mayores

La soledad afecta a la salud y a la calidad de vida de las personas mayores cómo lo han demostrado los estudios realizados


Por desgracia la llamada “soledad no deseada” en España entre las personas mayores es un fenómeno en aumento.

¿Qué es soledad no deseada? La podemos definir como la carencia de compañía, pesar y melancolía que se sienten por la ausencia, muerte o pérdida de alguna persona. También se puede dar en situaciones de simplemente tristeza sin causas aparentes.

En resumidas cuentas, la soledad es una condición de malestar emocional. Una condición que surge cuando una persona mayor se siente incomprendida, rechazada por otros o carece de compañía para sus actividades, tanto físicas como intelectuales.

Es difícil medir la soledad no deseada en España en cifras o porcentajes. La única forma para guiarnos son los datos del INE sobre los hogares unipersonales.

Las cifras muestran una realidad preocupante, el colectivo entre el que más crecen los hogares unipersonales, es el de las personas de 65 o más años. Según los datos de 2016, de las personas que viven solas, casi 2 millones (1.933.300, es decir, un 41,7%) tiene 65 o más años.

Pero si se compara con los datos de 2105 se comprueba que en solo 12 meses el número de personas mayores que viven solas ha aumentado en un 4%. Y es una tendencia claramente al alza.

Cuando analizamos la soledad debemos tener en cuenta dos realidades, la soledad objetiva y la subjetiva. No es lo mismo estar solo que sentirse solo y estar solo no es siempre un problema.

Igualmente los expertos hablan de diferentes tipos de soledad, ya que entienden que el término “soledad” es un concepto multidimensional. Hablan de “soledad física”, “soledad moral” y de “aislamiento social”. Se habla incluso de la “soledad en compañía” ya que algunas personas mayores se encuentran en una etapa de su vida en la que su entorno habitual ya no les cubre una serie de necesidades.

Ante este panorama es necesario que los diferentes programas de teleasistencia dediquen grandes esfuerzos a disminuir esta sensación de soledad.

El servicio de teleasistencia se convierte en un acompañante para muchos de estos mayores, que ven en el colgante una oportunidad para mantener una conservación. La soledad es uno de los motivos más importantes del uso de la teleasistencia y una gran parte de las comunicaciones se inician por esta sensación de soledad.

Igualmente, la teleasistencia se convierte así en una de las mejores formas de detección de la problemática de la soledad en la que viven muchas personas mayores y conocer de primera mano las circunstancias de las personas mayores e intervenir para evitar situaciones de soledad.

Y es que la soledad no deseada, afecta también a la salud y a la calidad de vida de las personas mayores cómo lo han demostrado los estudios realizados. La soledad es un factor de riesgo para nuestros mayores.


Ver Comentarios
Todavía no hay comentarios