Sector Teleasistencia

La teleasistencia, “una prestación de presente pero también de futuro” para los mayores de Castilla-La Mancha

Para la consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Aurelia Sánchez


Este pasado lunes se ha celebrado con gran éxito en la Consejería de Servicios Sociales de Castilla-La Mancha en Toledo el VII Foro Sociosanitario SENDA “La Soledad” un importante evento del sector sociosanitario organizado por Grupo Senda y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha con el patrocinio de Tunstall Televida.

El acto dirigido a profesionales del sector sociosanitario ha abordado las causas y consecuencias de la soledad, un problema social que afecta a la salud y calidad de vida las personas mayores. Otro de los temas tratados durante la jornada han sido las funciones y beneficios de los servicios de proximidad.

El foro ha contado con la asistencia de la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez Navarro; la presidenta de Grupo SENDA, Matilde Pelegrí Torres, y el director general de Tunstall Televida, Abel Delgado.

Las ponencias sobre la soledad de los mayores han tenido el mayor protagonismos, pero también se ha hablado sobre la teleasistencia como un servicio esencial para paliar la soledad.
Por ejemplo, Mar Entrambasaguas, directora de Desarrollo Estratégico de Tunstall Televida ha hablado sobre “La tecnología como un aliado” y ha explicado cómo se han incorporado programas especializados al servicio de teleasistencia, que buscan un modelo de atención personalizada ya que hay que dar respuesta a la gran diversidad de necesidades.

La consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Aurelia Sánchez ha aprovechado el foro para destacar que en la región hay cerca de 375.000 personas mayores de 65 años, de los cuales unos 75.000 viven en situación de soledad, y son los destinatarios principales de servicios como la ayuda a domicilio y la teleasistencia.

Ha destacado el papel de la teleasistencia, “una prestación de presente pero también de futuro”, y ha recordado que está dirigida tanto a personas mayores de 65 años en situación de dependencia como a otros usuarios para favorecer su autonomía.

El objetivo es que este servicio llega a 50.000 personas en la región de las cuales unas 10.000 son dependientes y se desarrolle la teleasistencia avanzada, que incluye no solo la atención telefónica por parte de un profesional sino también la instalación de sensores de caídas, de gas o de pérdida para que en el caso de una persona mayor se pierda pueda ser localizada.


Ver Comentarios
Todavía no hay comentarios