Envejecimiento de la Población

Los síntomas de la depresión empeoran la calidad de vida de los mayores

Los resultados del estudio ponen de manifiesto la importancia de poner en marcha planes de acción contra la depresión incluso antes de que exista un diagnóstico


Cuando envejecemos nos vemos sometidos a muchos cambios, tales como la muerte de seres queridos, la jubilación, acontecimientos estresantes de la vida, problemas médicos crónicos, vivir en soledad… etc.

Necesitamos un tiempo para adaptarnos a las nuevas circunstancias pero en la mayoría de los casos las personas mayores se adaptan sin problemas y vuelven a sentirse bien.

En algunas ocasiones las personas mayores no se adaptan a sus nuevas circunstancias y aparece la depresión, un problema médico que afecta la vida diaria de los mayores. La depresión no es una circunstancia del envejecimiento, ni un defecto de carácter, es una enfermedad real que afecta a la calidad de vida de nuestros mayores.

Un estudio liderado desde la Universidad Autónoma de Madrid y el CIBER de Salud Mental (CIBERSAM), en colaboración con investigadores del Parc Sanitari Sant Joan de Déu (Barcelona) y el King’s College London (Reino Unido) publicado en el ‘Journal of Affective Disorders’, ha analizado los síntomas de depresión que pueden manifestarse en las personas mayores.

La depresión es uno de los problemas de salud mental más frecuente y de mayor impacto, junto con el alzheimer y la demencia, en la calidad de vida de nuestros mayores.

El estudio se ha realizado sobre cerca de 8.500 personas mayores de 65 años mediante un cuestionario sobre síntomas depresivos y otros indicadores sociodemográficos y sanitarios.

La conclusión es que el 20% de las personas presentaban algún síntoma de depresión en curso subclínico, la mayoría de ellas habían tenido problemas de salud mental en la edad adulta y experimentaban una importante pérdida de visión.

Un 10% presentaba un curso crónico de síntomas depresivos, estas personas tenían diagnosticadas varias enfermedades crónicas, como diabetes o hipertensión, y mostraban importantes pérdidas de audición.

Los resultados del estudio ponen de manifiesto la importancia de poner en marcha planes de acción contra la depresión incluso antes de que exista un diagnóstico y también la relación que existe de la depresión con algunos problemas de salud, como pérdida de visión y audición, que se agudizan con el paso de los años cuando envejecemos.

Los expertos indican que puede ser normal sentirse tristes cuando envejecemos pero no lo es vivir con los síntomas de depresión mucho tiempo por lo que hacen un llamamiento a los gobiernos para que impulsen políticas que hagan del envejecimiento una etapa saludable, plena y con oportunidades de crecimiento personal.


    Ver Comentarios
    Todavía no hay comentarios