Envejecimiento de la Población

Consejos para facilitar la movilidad en el hogar del usuario de teleasistencia

Consejos para facilitar la movilidad en el hogar a las personas mayores.


La Diputación de Barcelona promueve el Servicio Local de Teleasistencia con la colaboración de los municipios de la demarcación de Barcelona y regularmente edita una serie de folletos y dípticos con consejos y recomendaciones para los usuarios del servicio de teleasistencia.

Uno de los últimos folletos transmite mediante unas sencillas ilustraciones y textos muy claros y comprensibles varios consejos para facilitar la movilidad en el hogar a las personas mayores.

Según el informe del Instituto Nacional de Consumo, uno de cada cinco accidentes que se producen en España afecta a personas de 65 o más años, y de ellos, el 63 % suceden en casa. Muchos de los usuarios de teleasistencia tienen unas necesidades y cuidados especiales, sobre todo en los casos en los que concurren patologías crónicas o dependencia, en los que los accidentes en el hogar pueden revestir de mayor gravedad.

El Instituto Gerontológico señala que el 15% de las personas mayores de 65 años, es decir, más de 1,2 millones de personas, sufren caídas en su hogar, mientras el porcentaje de los que sufren accidentes de este tipo se eleva hasta el 25% entre mayores de 70 años y al 45% en el caso de ancianos de 75 o más años.

Consejos para facilitar la movilidad en el hogar.

En casa:

  • Llevar calzado cerrado, con suela gruesa, flexible y antideslizante. Caminar con calma y evitar arrastrar los pies.
  • Procurar no tener alfombras ni objetos o cables por el suelo. Debemos retirar todo el exceso de muebles innecesarios que complican inútilmente el paso. Y descartar todos los muebles que no tengan un buen equilibrio o que presenten cantos punzantes o elementos de adorno que puedan ser un peligro.
  • Asegurarse de que las zonas de paso están bien iluminadas y tenga una luz piloto encendida por la noche o sensores de movimiento que iluminan el camino.
  • Instalar pasamanos, barandillas o asideros. Las escaleras no son lo mejor, si no queda más remedio, siempre tienen que llevar barandilla y deben estar muy bien iluminadas en todo su trayecto.
  • Utilizar bastón, muletas o andador, si se necesita.

En la cocina:

  • Tener a mano los utensilios que más se utiliza y evitar el uso de taburetes o escaleras para alcanzar cajones elevados. Los objetos de uso habitual en la cocina tienen que estar a una altura que permita utilizarlos sin estar a demasiada altura o por el contrario, no tan bajos que la persona mayor tenga que agacharse para usarlos.
  • Utilizar aparatos adaptados como pelapatatas, abrebotellas, cubiertos especiales, aparatos para barrer, cortar, coser, etc.

En el baño:

  • Cambiar la bañera por un plato de ducha sin peldaño y utilizar asientos especiales. En el mercado existen varias opciones y diferentes precios para sustituir la bañera por una ducha, si no fuera posible una opción es poner en este espacio una silla de baño.
  • Utilizar asideros, asiento para el inodoro, grifos fáciles de utilizar y alfombras de baño antideslizantes.

También debemos recordar que la Diputación de Barcelona cuenta con un Programa de Adaptación de Viviendas y se puede solicitar información en


    Ver Comentarios
    Todavía no hay comentarios