Envejecimiento de la Población

Mujer mayor de 65 años que vive sola, una tendencia en alza

En 2031 habrá en España 1.876.000 mujeres mayores de 65 años viviendo solas.


El estado civil es determinante entre las mujeres mayores de 65 años a la hora de vivir solas. La gran mayoría de las mujeres mayores de 65 años que están casadas viven con sus parejas y en soledad generalmente en casos de viudedad, separación o divorcio.

Según los datos actuales del INE y haciendo una proyección, en 2031 habrá en España 1.876.000 mujeres mayores de 65 años viviendo solas. Una cifra realmente alta teniendo en cuenta que en los años 80 apenas el 20% de las mujeres mayores de 65 años vivía en soledad.

Y el crecimiento mantiene una tendencia en alza, en 2011 ya era el 27% y en 2016 ya alcanza el 29% de las mujeres de 65 años o más que vivían en hogares unipersonales.

Este fenómeno es común a todas las sociedades europeas y detrás de estos porcentajes se esconden importantes transformaciones sociales y cambios en los patrones familiares.

La mejora en la salud pública, el aumento de la esperanza de vida y el bienestar de la sociedad han influido en el que cada vez haya más personas viviendo solas, pero también hay otros elementos.

Entre ellos el hecho de que cada vez se tienen menos hijos con la caída de la natalidad, el reducido tamaño de las familias influye y mucho en que cada vez más mujeres mayores viven solas que hace tan solo unos años.

Debemos recalcar que las mujeres mayores que viven solas son un colectivo social especialmente vulnerable ya que vivir en soledad al alcanzar una edad avanzada está relacionado con el aislamiento social y el riesgo de enfermedades vinculadas con la depresión. La sensación de soledad se relaciona con menores niveles de bienestar psicológico, satisfacción personal y calidad de vida percibida.

Es en estos casos cuando soluciones como la teleasistencia puede ser un gran aliado para combatir la sensación de soledad. Y con el refuerzo de los talleres, actividades y charlas que organizan los servicios de teleasistencia combatir el peligroso aislamiento social que pueden llegar a experimentar estas mujeres.

Si analizamos los datos del INE y el Censo de la Población española se puede extraer una idea muy relevante. El factor más determinante a la hora de explicar porque una mujer mayor de 65 años vive sola es si ha tenido hijos o no.

Pero no solo importa el haberlos tenido o no, sino cuántos hijos se han tenido.

La probabilidad de vivir sola a edades avanzadas se reduce cuanto mayor es el número de hijos que ha tenido la mujer.

El tener hijos, el número de hijos, el estado civil (las mujeres mayores que están actualmente casadas y viven solas no llegan al 2%) son los factores determinantes a la hora de comprender el número de mujeres mayores de 65 años que viven solas.

Estos factores nos permiten adelantar que las mujeres mayores que viven solas será un grupo vulnerable muy numeroso en el futuro. Podemos predecir su importancia por dos fenómenos demográficos que apuntan a esa dirección, la gran esperanza de vida y que es mayor entre las mujeres y que cada vez se tienen menos hijos. E incluso podemos añadir un tercer elemento, el estado civil con el aumento de las mujeres mayores de 65 años separadas y divorciadas.

Si en los 80 el número de mujeres mayores de 65 años que vivían solas apenas llegaba al medio millón en 2030 se estima que llegarán a la cifra cercana de 2 millones.

Todo esto tiene importantes implicaciones para el diseño de políticas sociales y para la organización de los servicios de bienestar social como la teleasistencia con su labor para combatir la exclusión y el aislamiento social.


Ver Comentarios
Todavía no hay comentarios