Teleasistencia Funcionamiento

Consejos de seguridad para el hogar de los usuarios de teleasistencia

Estos consejos sirven para cualquier persona mayor que viva sola


Estos consejos sirven para cualquier persona mayor que viva sola, aunque si es usuaria de teleasistencia contaremos con la tranquilidad añadida que nos ofrece esta prestación a la hora de que nuestros mayores sufran una caída o cualquier otra emergencia en el hogar.

Cualquier persona mayor que viva sola debe adaptar su entorno diario para que su hogar sea por una parte cómodo y por otra parte, con un mínimo riesgo de accidentes.

Estos consejos están extraídos de la guía para la Prevención de caídas en personas mayores del Ministerio de Sanidad.

  • Los muebles. Los muebles de la vivienda tienen que cumplir una doble función, la primera es cumplir la función para la que fueran diseñados y por otra parte, ha de ser fácil y seguro apoyarse en ellos por lo que han de servir de ayuda para aguantar el equilibrio. Debemos retirar todo el exceso de muebles innecesario que complican inútilmente el paso de los mayores y descartar todos los muebles que no tengan un buen equilibrio o que presenten cantos punzantes o elementos de adorno que puedan ser un peligro ante una caída de nuestros mayores.
  • El cuarto de baño. El cuarto de baño es un espacio de gran importancia para la seguridad de los mayores. Deberemos añadir agarraderas de seguridad en todos los lugares que lo necesiten como ducha o al lado del váter.
    Si es posible deberíamos sustituir siempre la bañera por un plato de ducha que tenga poco desnivel y podamos acceder fácilmente. En el mercado existen varias opciones y diferentes precios para sustituir la bañera por una ducha, si no fuera posible una opción es poner en este espacio una silla de baño.
  • Los objetos a mano. En cualquier estancia de la casa, todos los objetos de uso habitual tienen que estar a una altura que permita utilizarlos sin estar a demasiada altura o por el contrario, tan bajos que la persona mayor tenga que agacharse para usarlos. El sentido común a la hora de disponer los objetos de uso diario reducirá el riesgo de caídas.
  • Despejar el camino. No usar cables alargadores para conectar aparatos eléctricos que se queden por el camino de los mayores. El camino dentro del hogar tiene que ser seguro y sin obstáculos, los cables por detrás de los muebles. Y mucho cuidado con el uso de alfombras, para una persona mayor es muy fácil tropezar con una alfombra y debemos vigilar las alfombras que tengamos en casa para que los mayores no puedan tropezar o resbalar con ellas.
  • Escaleras con barandilla. Las escaleras no son lo mejor para las personas mayores, pero si no queda más remedio que las utilicen los mayores siempre tienen que llevar barandilla y deben estar muy bien iluminadas en todo su trayecto.
  • Mejorar la iluminación. Hay en el mercado muchas posibilidades para mejorar los elementos de iluminación. Las personas mayores muchas veces tienen problemas de visión y por la noche se complica su desplazamiento. Tanto de día como de noche, lo mejor es utilizar sensores de movimiento o luces de noche que iluminan su recorrido.
  • Ayúdales a ver por donde caminan. Las personas grandes suelen tener problemas de visión. Ayúdales a distinguir mejor por donde caminan, tanto durante el día como por la noche. Por un lado, puedes crear fuertes contrastes de colores entre los muebles más grandes, paredes, cortinas y el suelo. De noche, haz más fácil el caminar cuando está oscuro con luces de noche o sensores de luz de movimiento, especialmente en el recorrido entre la cama y el lavabo.
  • La Tecnología nuestro aliado. El servicio de teleasistencia se puede complementar con la incorporación de diversos dispositivos que permiten monitorizar el entorno de la persona mayor para fomentar su seguridad, independencia y autonomía. Gracias a ellos, en la central se reciben las alarmas de posibles situaciones de riesgo, lo que permite su atención inmediata. Existen diversos dispositivos para el domicilio, diseñados para alertar de los principales riesgos en el hogar, como las caídas (detectores de movilidad/pasividad, apertura de puertas y caídas), los incendios (detector de fuego/humo), los escapes de gas(detector de gases) y la acumulación de monóxido de carbono por malas combustiones (detector de CO).

Ver Comentarios
Todavía no hay comentarios