Teleasistencia Domiciliaria

Recomendaciones al usuario de teleasistencia a la hora de cambiar de empresa de telefonía

Es necesario ponerse en contacto con la central de atención al usuario para garantizar que va a poder mantener el servicio


En la mayoría de los hogares la telefonía fija se encuentra en retroceso, las nuevas altas vienen vinculadas a paquetes de ADSL o fibra digital que mantienen la telefonía fija dentro de los servicios que ofrecen pero las altas telefónicas de líneas analógicas cada vez son menos frecuentes.

Si bien es cierto que muchos de los usuarios de teleasistencia son usuarios de telefonía fija y están acostumbrados a este sistema de comunicación con sus familiares y amigos, cada vez es más frecuente que usen un teléfono móvil y por otra parte las propias empresas de telecomunicaciones están sustituyendo las líneas analógicas de telefonía por otras tecnologías.

Es importante que cualquier usuario de teleasistencia que vaya a cambiar su proveedor de telefonía fija por otra empresa o sistema se ponga en contacto con la central de atención al usuario para garantizar que va a poder mantenerse el servicio o se necesitará un cambio de terminal.

En líneas generales dentro de los terminales de teleasistencia domiciliaria encontramos terminales que como los funcionales terminales Lifeline Vi y Vi+ de Tunstall funcionan mediante conexión con la línea telefónica.

Tanto con la línea analógica convencional mediante la clavija de salida de la línea, tanto con dispositivos como ADSL o Fibra digital u otros sistemas más específicos como Vodafone en Casa o Mi fijo de Orange, que son sistemas de conexión que camuflan la telefonía fija mediante tarjetas SIM.

Sistemas de conexión como el ADSL o la fibra dejarán de funcionar ante un corte de luz, no así la línea analógica que podrá seguir funcionando gracias a la batería interna que llevan los terminales de teleasistencia.

Tecnología GSM

La alternativa a estos sistemas de conexión son los nuevos terminales de teleasistencia GSM, como el Lifeline GSM de Tunstall, hablamos de terminales con un módulo GSM integrado, lo que le permite funcionar en una red de telefonía móvil. De esta manera, se asegura la conexión con la central de atención donde no haya línea fija de teléfono disponible.

Para poder utilizar estos terminales solo necesitamos que haya cobertura en la vivienda y una tarjeta SIM que facilite cualquier compañía de telecomunicaciones.
Solo necesitaremos que esta tarjeta SIM no sea de prepago y no tenga bloqueo mediante PIN ni números telefónicos bloqueados.

También debemos recordar que las llamadas que se realizan de forma periódica son a un teléfono 901 y que el coste de estas llamadas se comparte entre el usuario y el servicio de teleasistencia. El terminal GSM también debe estar siempre enchufado a la red eléctrica y no se debe desconectar.

Existen varias opciones al servicio del usuario de teleasistencia para que pueda disfrutar de esta prestación tan importante según sus particularidades específicas como mala cobertura de la telefonía móvil, ausencia de líneas de telefonía analógica, un paquete ADSL más línea telefónica VoIP….


Ver Comentarios
Todavía no hay comentarios